Signos del Zodiaco

Tauro y su PES: Quiromancia

La percepción extrasensorial no tiene nada de novedoso o sobrenatural, y es algo que se relaciona con nuestro ser espiritual. Cada uno de nosotros posee una PES diferente, y afín a su personalidad. Como nuestro carácter posee un cercano vínculo con  nuestro signo, es evidente que la relación entre nuestras capacidades y el signo bajo el que nacimos es una información necesaria parar conocer y cultivar estas habilidades.

Tauro tiene como PES la quiromancia.

La quiromancia es el antiguo arte de leer las palmas de las manos, y descubrir en las manos el porvenir del consultante. Se trata de una vieja ciencia que involucra decenas de reglas para la interpretación de su objeto de estudio: las palmas de las manos, las líneas y orografía entre ellas.

Tauro, como primer signo de Tierra, tiene esta afinidad: las manos son de tierra en su aspecto y misión. Las usamos para transformar el suelo del que venimos, y cambiar los rumbos que la vida insiste en trazarnos.

¿Cómo cultivar esta habilidad? Ante todo, hay que documentarse. La quiromancia se basa en la propia intuición, pero también juega parte en ella el conocimiento de esta antigua forma de adivinación. Hay numerosos tratados para conocer las artes de la quiromancia: sus claves y guías de interpretación, de manera que la tarea es sencilla.

Lo que es algo más complicado es desarrollar la propia capacidad lectora de las manos: descubrir lo que cada traza del destino ha imprimido en las manos de cada cual, y la forma en que esas tendencias pueden cambiarse. Eso sólo se aprende con la paciente práctica, con el trabajo constante sobre las manos de quienes nos rodean.