Horóscopo

Miércoles 28 de noviembre: Tu horóscopo del día

sucess of teamwork

EL DÍA:
No esperes que se hable de ti si antes no has hecho méritos para que se hable bien, y siempre. Hay que estar en boca de todos, pero como una buena noticia.

ARIES (21 de Marzo – 20 de Abril)
Cierra las puertas a las malas noticias, pues sólo van a dejarte con el ánimo bajo y el espíritu en retirada.

TAURO (21 de Abril – el 21 de Mayo)
Hay que saber que no hay más de una oportunidad en estas cuestiones, y lo mejor es que no la dejes pasar

GÉMINIS (21 de mayo – 21 de junio)
Hay que ir de mano en mano, y de corazón en corazón para recuperar esa ayuda que necesitas. La obtendrás.

CÁNCER (21 de junio – 22 de julio)
Hay que esmerarse en el trabajo cotidiano. Deja de soñar con la cima si antes no has sabido ir de escalón en escalón.

LEO (23 de julio – 22 de agosto)
Hay que quitar hierro a esos asuntos pues sólo estamos llevando las cosas a un nivel de innecesaria preocupación.

VIRGO (23 de agosto – 22 de septiembre)
Tienes que dar más lo que has puesto sobre la mesa. Es una mala idea quedarse en la medianía de las cosas y de las personas.

LIBRA (23 de septiembre – 22 de octubre)
No es la mejor de las estrategias, pero tienes que dar ese paso que te han pedido. Hay que inverti antes de consolidar.

ESCORPIÓN (23 de octubre – 22 de noviembre)
Hay que avanzar paso a paso. No te saltes ninguna de las etapas de tu proceso, o todo se vendrá abajo.

SAGITARIO (23 de noviembre – 21 de diciembre)
La mejor de las promesas es la que se cumple, por pequeña que sea. Haz caso a esta advertencia, y deja juramentos vanos.

CAPRICORNIO (22 de diciembre – 19 de enero)
Ten la entereza que te piden, y deja de lado las cuestiones que no vienen a cuenta. Hay que saber entregarse con valor.

ACUARIO (20 de enero – 18 de febrero)
Nada como las palabras sabías para poner al mundo en orden. No esperes que las cosas pasen de otra manera.

PISCIS  (21 de febrero – 21 de marzo)
Hay que saber ir con cautela, o lo que deseamos se nos podría ir de las manos. Es mejor poco que nada.