Compatibilidad

La compatibilidad de Tauro con Leo

La compatibilidad de Tauro con Leo

La unión de Tauro y Leo en todos los ámbitos de los encuentros entre personas (sentimental, de negocios, de amistad…) supone un buen principio, pues la sensualidad se une a lo teatral: esa exacerbación de lo sentido que es Tauro se une a un intenso degustador de los placeres, Leo. Es importante, en este caso, el tanteo en la pareja.

Además, la unión de ambos supone el encuentro de diversas cualidades: la fe de Tauro, la persistencia de Leo, la iniciativa de Tauro, la visión de Leo, la fidelidad de Tauro, el espíritu de aventura de Leo… Un encuentro de dos que, de diversas maneras, se complementan y auxilian. Es muy diferente a la compatibilidad de tauro con cáncer.

En términos de conducta personal también hay buenas perspectivas, pues mientras Tauro sólo quiere que le dejen trabajar en paz, y una soledad productiva, Leo quiere ser el centro de atención, el que se lleva los aplausos y las bendiciones. Aquí tenemos que el sólido trabajador se queda al lado del mejor de los agentes.

El Fuego de Leo se convierte en la energía para avanzar, y la Tierra de Tauro en el combustible para sustentarla. Sin duda, esta relación se establece como un circuito perfecto: energía y movimiento, amante y amado, socio y emprendedor. La aventura corre con suerte si dos se entienden, y se mantienen en sus funciones y derechos.

El problema: la volubilidad de Leo. Su deseo de no quedarse con una sola conquista. Eso le puede hacer mirar en otra dirección diferente. Y dejar atrás una relación en todos los sentidos fructífera.