Compatibilidad

La compatibilidad de Leo con Tauro

Apple nos va a permitir prestarnos dinero

¿Qué ocurre cuando un nativo de Leo se encuentra con un nativo de Tauro? No hay una buena perspectiva para esta relación en ninguna de las esferas, y es que hablamos de dos signos que están llenos de carácter, de fuerza, de voluntad… y que no se doblegan ni siquiera en el amor. Sí, está va a ser una relación amorosa, laboral o amistosa plena de conflictos y de retos.

Los Leo, por su misma naturaleza, suelen imponerse en las relaciones de toda índole, y no ceden concesiones con facilidad. Desean y toman, ese es su mandato.

Pero con Tauro lo van a tener fácil, y es que si los Leo quieren ser complacidos en todo momento, para los Tauro lo que cuenta es cumplir con los deberes que saben insoslayables. Para Leo el deber de los demás es para consigo mismo. Para Tauro, no hay nada fuera del deber que tiene para con sí  mismo debido a sus responsabilidades.

Tauro y Leo miran en direcciones separadas. Uno ve hacia lo que lleva dentro de sí y que debe ser prodigado al mundo. El otro sólo ve lo que puede conquistar.

Bajo esa perspectiva, la relación de ambos signos puede ser casual y breve, pero rara vez podría extenderse en el tiempo. O sólo puede perdurar si ambos ceden espacios que les son vitales y de los que no les será fácil desprenderse.

Por ello, sin duda, la recomendación es que, en lo que se refiere al amor, estos signos se lo piensen bien, y que se midan con criterios objetivos cuando se trata de emprender negocios, pues de la misma manera que  en el amor son susceptibles de fracasar debido a su permanencia en sus principios, en lo laboral y lo económico tendrás más razón para aferrarse a sus modos y defenestrar las opiniones del otro que le sean contrarias.