Compatibilidad

La compatibilidad de Leo con Aries

magic book

 

Leo es ante todo un signo de pasión, de furia, de iniciativa, de compulsión, de ego… Y no es sencillo relacionarse con los nativos de este signo en ninguna de las esferas. Y cuando se encuentra con otro signo tan plantado en sí mismo como Aries, cuidado: las chispas brotan, y no siempre alimentan el fuego de la pasión.

¿Qué ocurre cuando se encuentran Leo con Aries?

Cuando Leo y Aries se encuentran lo que surge entre ellos es el fuego… pero uno que se puede confundir con la pasión, y que no siempre es el amor o la amistad. Y es que entre estos dos grandes individualistas el gran riesgo es que prive la competencia, la rivalidad, la envidia… Sentimientos que no siempre guían una sana convivencia, y que nos hacen perder los estribos y la dimensión de lo que importa: las tareas comunes, no las empresas personales.

¿Hay futuro para esta relación? Eso depende de lo que cada uno se plantee y los objetivos que tengan cada uno de ellos.

Sin duda, y si Leo y Aries desean una relación casual o un establecer un negocio breve, son el uno para el otro: la llama que arde más alto se consume más rápidamente.

Cuando ambos desean algo más serio, no hay por qué negarse, y debe intentarse. Cuando estos dos se unen, lo que impera es su empuje, su capacidad para hacer de los obstáculos, retos. Ambos tienen una iniciativa que rara vez se extingue, y trasladarán ese poder al amor, la amistad, las relaciones… Saben que sus limitaciones los ayudan a crecer.

Lo que les juega en contra son sus temperamentos, tan fuertes e impulsivos que son capaces de quemar una relación por un disgusto, sin medir las consecuencias. En ese sentido, ambos debes trabajar para aprender a ceder, a darse espacio, a comprender y escucharse.