Horóscopo

Horóscopo semanal del 3 al 8 de diciembre de 2013

Candle light

LA SEMANA:
Hay que atender los mandatos del Sol, que esta semana nos exige que no cedamos en nuestro crecimiento. Recordemos revisar el horóscopo para diciembre.

ARIES (21 de Marzo – 20 de Abril)
Hay que poner una barrera entre tu corazón y esas ideas que vienen a poner sobre de tus certidumbres.

TAURO (21 de Abril – el 21 de Mayo)
Cierra los ojos y verás las cosas como son en realidad. No confíes en la evidencias a la luz del día que se te ofrecen. No olvides cómo hacer un fuego purificador.

GÉMINIS (21 de mayo – 21 de junio)
Es una medida sana que antes de dar el siguiente paso se te conceda una palabra de confianza. No permitas que nos ea así.

CÁNCER (21 de junio – 22 de julio)
Hay que saber ir de promesa en promesa falsa como si escucháramos llover. No tiene sentido hace reproches.

LEO (23 de julio – 22 de agosto)
Es una buena medida poner sobre la persona que crees responsable ese reclamo, pero te has equivocado de destino.

VIRGO (23 de agosto – 22 de septiembre)
Hay cosas que se pueden decir en voz alta, y otras que no. Has dejado que tu bien juicio se vea empañado.

LIBRA (23 de septiembre – 22 de octubre)
Hay muchas maneras de darse a conocer, pero has elegido la más incorrecta de todas. Mejor es que des marcha atrás.

ESCORPIÓN (23 de octubre – 22 de noviembre)
Hay que ser justos con cada uno de los involucrados, pues hay cosas que has dicho que desmeren tu criterio.

SAGITARIO (23 de noviembre – 21 de diciembre)
Hay muchas maneras de avanzar hacia ese objetivo. Sin embargo, no hagas nada que no quieres que te hagan.

CAPRICORNIO (22 de diciembre – 19 de enero)
En las ideas y los sueños se encuentra lo mejor de ti, pero es hora de que aterrices esas teorías en algo concreto.

ACUARIO (20 de enero – 18 de febrero)
La idea que tienes de las cosas no es la más certera. Hay mucho en juego que no has considerado todavía.

PISCIS  (21 de febrero – 21 de marzo)
Es la mejor de las estrategias pagar tus deudas en forma y oportunidad. De otra manera, sólo caemos en dolores de cabeza.