Otros Hóroscopos

Horóscopo maya

Vector Maya symbol

Para comprender a cada uno de los signos del horóscopo maya hay que comprender antes los fundamentos de la astrología de esa cultura. A los mayas debemos numerosos descubrimientos. De entrada les debemos el desarrollo de un calendario más exacto en su medida del año solar que el gregoriano.

La astrología maya

Gracias al desarrollo maya de la astronomía y matemáticas, su calendario desarrolló una gran precisión. Se trataba de un sistema de medición de tiempo que se basaba en dos cuentas.

El año Tzol ,de doscientos seis días.

El año Haab carric, de trescientos sesenta y cinco.

Ambos calendarios establecían diferencias entre el tiempo de la luna y el solar.

Para los mayas, la totalidad del año era medida en trece lunas o en periodos lunares de veintiocho días (así es: la misma medida del ciclo de la fertilidad femenina). Esta acumulación de unas conformaba un año de de trescientos sesenta y cuatro días.

“El día donde el tiempo no existe”

El día siguiente a este año lunar (el 365), era un día en que se festejaban fiestas. Se le denominaba “El día donde el tiempo no existe”.

No es sencillo establecer una correspondencia entre los años mayas y nuestros calendarización actual. Por ejemplo, este día 365, “El día donde el tiempo no existe”, se corresponde en el calendario gregoriano con el veinticinco de julio.

Cada una de las lunas maya asumía el nombre de animales (lagarto, serpiente, zorro, tortuga, ardilla, jaguar, lechuza, halcón, murciélago, pavo real, escorpión, venado y el mono). Ambos calendarios (Haab Cafric y Tzol) se mezclaban para ofrecer eras de 52 años. Curiosamente, este 2012, nos corresponde vivir el fin de una de estas eras.