Horóscopo

Horóscopo del jueves 3 de enero

Sonne / Sun

Este es uno de esos días en lo que nos conviene mirarnos al espejo, y reconocermos. Ahí estamos: no hay mejor punto para empezar.

ARIES (21 de Marzo – 20 de Abril)

Hay que ponerse en día acerca de los temas del corazón.  A nadie le están permitidos rezagos en esa materia

TAURO (21 de Abril – el 21 de Mayo)

Es uno de esos días en los que debes esforzarte por llegar a ese punto en el que las cosas por fin acaben de ocurrir.

GÉMINIS (21 de mayo – 21 de junio)

Para que se te conserve en buena estima, ante todo, tienes que reconocer los méritos de esas otras personas.

CÁNCER (21 de junio – 22 de julio)

Tienes que dejan bien establecido a dónde quieres llegar con esas ideas que no son siempre las que tú sueles tener.

LEO (23 de julio – 22 de agosto)

Nada se hace sin el concierto de más de una voluntad. Tienes que dejar bien claro que siempre hay algo más.

VIRGO (23 de agosto – 22 de septiembre)

Los problemas siempre surgen por una falta de honestidad de tu parte. Es mejor que entregues esa parte de ti

LIBRA (23 de septiembre – 22 de octubre)

Hay que ir paso a paso. De nada sirve levantar el vuelo en zonas en las que cuenta (y mucho) la propia experiencia.

ESCORPIÓN (23 de octubre – 22 de noviembre)

Nada se puede hacer ante el avasallamiento de aquellos que quieren verte en la derrota si crees que están en lo cierto. No olvides la importancia de tomar acción.

SAGITARIO (23 de noviembre – 21 de diciembre)

No te impongas más de una tarea cuando apenas puedes cumplir con lo que naturalmente te toca. No te exijas así.

CAPRICORNIO (22 de diciembre – 19 de enero)

Hay que esperar a que las razones de nuestra partida queden claras antes de darnos la vuelta y ajustar las cuentas.

ACUARIO (20 de enero – 18 de febrero)

Lo justo es que nadie tenga de ti la menor duda, pero para ello es mejor que exhibas tu verdadera capacidad en la materia. No olvides la importancia de saber fecha y hora de nacimiento.

PISCIS  (21 de febrero – 21 de marzo)

Es un momento decisivo, en el que cada cosa que hagas tendrá efecto en el futuro. Estás a tiempo de decidir.