Horóscopo

Horóscopo del jueves 13 de diciembre

Couple on sunset

El día:

Te preguntas cómo saber mi propósito. Tenemos que dar ese punto extra que nos llevará por encima de la media. Hay que acallar las voces de la derrota.

Consulta tu horóscopo para diciembre.

ARIES (21 de Marzo – 20 de Abril)

Hay que hacer lo que el corazón demanda, en la medida que lo hace, y en el tiempo que se nos exige.

TAURO (21 de Abril – el 21 de Mayo)

Es la mejor de las estaciones: esa en la que todo duerme y esperamos que las semillas florezcan y nos concedan su bendición.

GÉMINIS (21 de mayo – 21 de junio)

No pongamos en la boca de quien no nos desea daño, palabras que hieren, y que sólo creemos haber escuchado.

CÁNCER (21 de junio – 22 de julio)

Es la mejor de las posibilidades, aquella en la que el trabajo da de sí. No tomes otro camino: es de necios.

LEO (23 de julio – 22 de agosto)

Cada vez que pones de lado los deberes, llegas a un punto donde las cosas peligran y todo se puede venir abajo.

VIRGO (23 de agosto – 22 de septiembre)

Lo mejor es llegar a ese punto donde se puede hablar en voz alta sobre los temas que nos atañen, sin que eso nos enfurezca.

LIBRA (23 de septiembre – 22 de octubre)

Cada día se dan las cosa de una manera distinta, y eso es algo para alegrarse, para vivir cada día con alegría renovada.

ESCORPIÓN (23 de octubre – 22 de noviembre)

No tengas dudas sobre lo que tienes que hacer, pues de esa manera haces más, produces mejor, estás más en el mundo.

SAGITARIO (23 de noviembre – 21 de diciembre)

Quieres que se diga lo que piensas, pero la única persona que puede hacerlo eres tú, pues sólo tú sabes lo que necesitas.

CAPRICORNIO (22 de diciembre – 19 de enero)

Hay que hacer todo lo que se debe hacer, pero a su tiempo, a tu ritmo, pero en la medida que todo se termine por cumplir .

ACUARIO (20 de enero – 18 de febrero)

Nada de lo que has hecho debe avergonzarte. Hay cosas de las que nadie debería enterarse. Eso es todo.

PISCIS  (21 de febrero – 21 de marzo)

Hay que saber acompañar en los tiempos duros, en las horas en las que nadie más saber cómo hacerlo.