Horóscopo

Horóscopo del amor enero 2013

Love

Júpiter, en tránsito hacia Aries, demanda de nosotros excelencia en todas las esferas sobre todo aquellas que tienen que ver con la realización personal. El amor no es la excepción.

No olvides revisar nuestro horóscopo general para 2013.

ARIES (21 de Marzo – 20 de Abril)

Nada como la hora en que dos se encuentran para que el mundo vuelva a crearse. Eso es lo que va a pasar

TAURO (21 de Abril – el 21 de Mayo)

Nadie te debe decir lo que debes hacer con tu relación, pero si debes saber que hay cosas que no puedes ver que otros sí aprecian.

GÉMINIS (21 de mayo – 21 de junio)

Deja de buscar en esa otra persona lo que reconoces como más valioso en ti, pues cada cual tiene sus atributos.

CÁNCER (21 de junio – 22 de julio)

En el mejor de los escenarios, eres esa persona que debe responder con sus hechos por los de la persona que amas.

LEO (23 de julio – 22 de agosto)

Hay que dejarse llevar por este río de sensaciones, y que el río lleve al mar, y que el barco al fin llegue a puerto.

VIRGO (23 de agosto – 22 de septiembre)

Es una mala idea dejar que sólo uno de los dos se responsabilice de lo que pasa: de ambos depende todo.

LIBRA (23 de septiembre – 22 de octubre)

Cada vez hay menos de lo que os juega en contra, pero hay que pasar por otros obstáculos: esos que nos ponemos a nosotros mismos.

ESCORPIÓN (23 de octubre – 22 de noviembre)

Es la mejor de las suertes: amar a quien nos ama. ¿Para qué arruinarlo con reproches fantasmales, que no comprendemos.

SAGITARIO (23 de noviembre – 21 de diciembre)

Calla aquello que crees imperfecto, y alaba lo que consideras ideal. Esa es la fórmula para qu todo funcione ahora.

CAPRICORNIO (22 de diciembre – 19 de enero)

Hay que saber, hay que ir, hay que decir, y no pongamos en manos de teceras personas lo que es nuestro deber.

ACUARIO (20 de enero – 18 de febrero)

Quien mira en nuestra dirección no es la persona más justa de todos, y su amor es como ella: problemático, demandante.

PISCIS  (21 de febrero – 21 de marzo)

Hay que dejar de jugar con esas personas que sólo nos rondan y quieren su parte. No pierdas lo que tienes. Recuerda cómo saber tu propósito.