Horóscopo

Horóscopo del 8 al 14 de mayo del 2012

LA SEMANA:
Saturno retrógrado nos ofrece que se destraban los asuntos pendientes. Es hora de apostar por aquellos que no hemos podido realizar.

ARIES (21 de Marzo – 20 de Abril)
Estos son días en los que va a importar más el hacer que el decir, así que renunciemos al hacer promesas para empezar a cumplirlas

TAURO (21 de Abril – el 21 de Mayo)
Hay que reconectar con lo que nos hace tan especial la vida y la convivencia, hay que recuperar esa magia en todo momento

GÉMINIS (21 de mayo – 21 de junio)
Hay que aprovechar esos cambios para subir al punto más alto. Renunciar e inmovilizarse es tan torpe como criminal

CÁNCER (21 de junio – 22 de julio)
Hay que apostar por llenar todos los huecos en tu preparación, pues van a atacarte desde ellos. Mejor no arriesgarse

LEO (23 de julio – 22 de agosto)
Las tendencias están de tu lado, pero sólo vas a tener éxito si te centras en devolver el control a todos los aspectos de tu vida

VIRGO (23 de agosto – 22 de septiembre)
Tienes que meditar sobre las cosas que hacer y cómo las haces. Es hora de empezar a trabajar en tu perfeccionamiento

LIBRA (23 de septiembre – 22 de octubre)
Necesitas que tu centro permanezca en el trabajo, y en ningún  otro sitio. De lo contrario, sólo vas hacia el pantano

ESCORPIÓN  (23 de octubre – 22 de noviembre)
Tienes que trabajar en tus capacidades de comunicación, pues tus problemas nacen de esas limitaciones que no has superado

SAGITARIO  (23 de noviembre – 21 de diciembre)
Evita los enfrentamientos frontales y mejor busca siempre la negociación en los mejores términos. Hay que hacer la paz

CAPRICORNIO (22 de diciembre – 19 de enero)
Hay que mejorar en todos los aspectos tu trabajo para que los réditos económicos no dejen de llegar. No te detengas

ACUARIO (20 de enero – 18 de febrero)
Evita que las cosas en el hogar lleguen al punto de la violencia y las cosas que no se borran una vez dichas. Serenidad siempre

PISCIS  (21 de febrero – 21 de marzo)
No dejes que las relaciones se perviertan de ese modo. Hay que mantener el centro en el corazón, y que todo brille