Otros Hóroscopos

Horóscopo maya: El Escorpión

El signo de la segunda Luna maya es El Escorpión, un animal que se relaciona con la reserva, la intimidad, el secreto, el recelo. Características que se suman en los nacidos bajo esta Luna, y que ostentan un talante moderado e introvertido, pero pleno de ambición y expectativas. Los Escorpión son seres de una rica interior que no siempre sale al exterior.

El Escorpión: un desconocido para sí mismo

Los Escorpiones se mueven en ambientes despejados, pues despiertan a su alrededor (por la fuerza de su carácter, por su reserva, por su aparente hosquedad)  respeto y distancia. Algo que les puede jugar en contra, ya que los aleja de sus pares, y sin ese espejo que son los otros, no podemos hallarnos a nosotros mismos.

Esto hace a los Escorpiones personas difíciles de cambiar, y les impide adaptarse a las nuevas circunstancia de un cambio, al que siempre miran con desagrado, y del que prefieren no hablar. Quieren la calma y la inmovilidad, pero el mundo no es así, y no les resulta fácil moverse en sus procelosas aguas.

Evita por ello los liderazgos, y prefieren un segundo lugar, lo que les hace grandes trabajadores, siempre que no se les moleste con cambios y rupturas.

Su bondad a toda prueba

Es este talante que anhela la rutina y la tranquilidad la que hace de los Escorpiones amantes fieles y padres ideales, que se mueven como pez en el agua cuando se trata de darse y dar por su familia. No hay mejor elección de pareja, si se desea un hogar estable.