Compatibilidad

Compatibilidad entre Piscis y Capricornio

Depositphotos_7308070_xs

Aunque puedan existir dudas al principio, Piscis combina perfectamente con Capricornio. A continuación os detallamos la compatibilidad entre estos dos signos del zodiaco.

Las fortalezas de ambos se unen para compensar las debilidades individuales y formar un conjunto poderoso. Y todo ello pese a que Piscis parece un signo frágil, pero no debemos de entender esto como síntoma de debilidad. Nosotros te ayudamos a que conozcas más en profundidad a Capricornio.

El signo del pez es mutable y se muestra en disposición de seguir el camino marcado por Capricornio en los asuntos que atañen a ambos. No implica que tenga poca personalidad, más bien prefiere ser un apoyo que convertirse en el protagonista. Realiza una labor más agradecida.

De hecho Piscis será capaz de conseguir la relajación de Capricornio gracias a su capacidad para crear un mundo más imaginativo y fantástico. Y es que después de un duro día de trabajo, nadie como Piscis para hacer olvidar las preocupaciones de Capricornio.

Aunque Piscis sea un signo de Agua y Capricornio de Tierra, se complementan estupendamente y tienen el potencial adecuado para asegurarse un futuro conjunto. La Tierra necesita al Agua para multiplicarse, mientras que el Agua requiere de la Tierra una estructura.

Ambos son bastante reservados y se suelen reservar sus sentimientos, por lo que no estaría mal que estuviesen permanentemente abiertas las líneas de comunicación para acabar con posibles confusiones. Necesitan que haya dedicación del uno al otro para obtener grandes recompensas en el futuro.

Reúnen todos los condicionantes para que la relación funciones sin problemas. Eso sí, para garantizar una estabilidad a largo plazo y que resulte satisfactoria es preciso una comunicación clara y con mucha regularidad.

Tampoco os relajéis porque también hay una puerta abierta a los roces por el comportamiento de los dos signos. Piscis se basa en las emociones, mientras que Capricornio se presenta demasiado metódico y práctico. Lo mejor es recurrir a la paciencia.